Desafiante y casi chulesco ZP

Publié le par Manolo Barrero

ZP-y-el-carbon.jpgEn tono desafiante y con una pizca de chulería, el presidente lanza un órdago populista y demagógico, made in ZP. Tácticamente Zapatero sigue siendo un portento. Ha cambiado su pose, sus discursos son todavía más ampulosos y gestualmente es todo un espectáculo, pero tácticamente sigue siendo el mismo que dirigía el PSOE leonés. El método que tan buenos resultados le ha dado hasta ahora para conseguir sus objetivos sigue vigente. Primero, lanzo el globo sonda y a esperar reacciones. Segundo, en olor de multitudes, puedo prometer y prometo. Tercero, órdago desafiante con aderezo populista para descolocar al adversario.

En vísperas de esa fiesta minera que todos los años se celebra en Rodiezmo (León) y en la que Zapatero hace su rentrée política, sus correligionarios calientan el ambiente con lisonjas y promesas que a veces rayan el ridículo. Pero como de lo que se trata es de atraer al respetable todo vale. Y ya en olor de multitudes, ZP que también es humano, se enajena. Su alma – ZP es un ateo con alma – se deja embargar por la alegría que le produce ser admirado por esa inmensa muchedumbre. No hay hijo de madre que no pierda el control ante treinta y cinco mil gargantas desgañitándose al unísono coreando tu nombre. Y entonces llega el éxtasis, el despendole supremo, el clímax total. El carbón tiene un futuro espléndido y la minería aún más. En fin, lo que haga falta que para eso está aquí el menda.

Pero lo que se dice en Rodiezmo, por muy importante que sea para los pocos mineros que quedan y para el grupito de empresarios del sector que se forra, no deja de ser una aberración política, económica y medioambiental. Para empezar es una aberración seguir quemando carbón con un planeta cada vez más enfermo por emisiones de CO2. Es aún más aberrante subvencionar la quema de carbón nacional, cuando el de importación cuesta menos de la mitad. Y por último, es una chulería ese desafío de ZP de que “quien defienda suprimir las ayudas al carbón que lo diga”.

Con todos los respetos, eso de que “el carbón tiene un factor social” se lo contará a los suyos, pero no nos lo cuente a quienes conocemos mucho mejor que usted las cuencas mineras. El carbón con sus ayudas está siendo, desde hace años, un nido de corrupción y fraude. Se ha traficado y posiblemente se siga traficando con el carbón de importación y con el procedente de las explotaciones a cielo abierto, haciéndolo pasar por producción nacional y en mina de interior. En las térmicas sigue entrando carbón de minas que llevan cerradas un lustro y más. Y así un largo suma y sigue. No sea, pues, demagogo. Expertos y científicos del mundo entero ya han dicho todo lo que tenían que decir sobre los efectos que produce la quema de carbón. De manera, que viaje algo menos y lea algo más.

Commenter cet article