Las miserias y el manu militari de los socialistas

Publié le par Manolo Barrero

Bono.jpgSegún la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez, con Marruecos tenemos una relación sólida y de diálogo porque compartimos valores comunes. ¡Toma ya! Esto si que es realpolitik en estado puro. Bien es cierto que para Zapatero siempre han sido más importantes los intereses que los valores. Para estos socialistas ribeteados de liberalismo y en pelota picada ideológicamente, abogar a estas alturas de la modernidad por principios éticos y morales está démodé. Ahora lo que se lleva es el método expeditivo. El Manu Militari  que tanto gustaba a furrieles y chusqueros y sino que se lo pregunten al apostólico y romano presidente del Congreso, José Bono, que esta misma mañana se cubrió nuevamente de gloria. Le Pen no lo hubiera hecho mucho mejor. Gritar Sahara libre pone en peligro los valores comunes que compartimos con el tirano absolutista de Marruecos. Por lo tanto, Willy Toledo y el resto a comisaría.

Yo no sé a ti, pero a mí la actitud de toda esta panda me produce escalofríos, me revuelve las tripas, me cabrea y hasta me pregunto si realmente ha merecido la pena jugársela en otros tiempos para estar hoy gobernados por estos serviles mindundis. Gracias a WikiLeaks ahí tienen a los Moratinos, Aguilar y Fernández de la Vega con todas sus miserias al aire. Y éstos son los que pontifican sobre los valores supremos de la democracia, del Estado y de la separación de poderes. Y resulta que todos ellos, con el fiscal general del Estado a la cabeza, han presionado para cerrar a marchas forzadas el caso José Couso y así satisfacer al Gobierno de los EE UU. Con quien también compartimos valores comunes, por supuesto. Por eso les ayudamos a encubrir asesinatos. Es evidente que tienen que dar explicaciones, de lo contrario también tendrán las manos manchadas de sangre.

Los resultados de las recientes elecciones catalanas han puesto de manifiesto el divorcio de una parte importante del electorado con los partidos de la izquierda en general y el PSOE en particular. Y eso que todavía Zapatero no había anunciado su enésimo y último paquete de medidas para salir de la crisis. Por cierto, aplaudido por la gran patronal y los banqueros y criticado por los sindicatos. Toma nota Zapatero. Con actitudes como las de Trinidad Jiménez y Rubalcaba en el caso del Sahara y con las de Moratinos, Aguilar y Fernández de la Vega, en el caso Couso o con la de del apostólico y romano Bono esta misma mañana, lo decente para cualquier demócrata es darles la espalda. Y según todos los indicios eso es lo que ocurrirá en las municipales y autonómicas de 2011 y en las generales de 2012. La cuenta atrás está en marcha. Se lo han ganado a pulso.

Commenter cet article